Si te compras un coche eléctrico podrás desgravarte un 15% en el IRPF


El Consejo de Ministros ha aprobado una deducción del 15% en el IRPF sobre un máximo de 20.000 euros para aquellas personas físicas que adquieran un vehículo eléctrico o instalen un punto de recarga.

La medida estará en vigor hasta el 31 de diciembre de 2024 y es susceptible de ampliarse un año más . Para acceder a la desgravación, además de con el pago completo del vehículo, el comprador puede abonar un 25% o más del valor del coche. “En este caso, la deducción se llevará a cabo en el periodo en el que se abone esa cantidad de anticipo. La base máxima de la deducción será de 20.000 euros, cifra constituida por la adquisición, gastos y tributos inherentes a una compra de ese tipo”, ha detallado el Gobierno.

Esta medida busca “esolver la lentitud de algunas comunidades autónomas en la aplicación del Plan Moves III de ayuda a la compra de coches eléctricos. El Moves III, que cuenta actualmente con 1.200 millones de euros, fue lanzado en 2021 y contempla ayudas de hasta 7.000 euros para la compra de coches eléctricos y de hasta 5.000 euros en el caso de los híbridos enchufables, siempre y cuando se achatarre un vehículo antiguo. Las encargadas de gestionar las ayudas del Moves III son las comunidades autónomas, las cuales reciben fondos según su población. Este periódico informó esta semana que Madrid, por ejemplo, ha pedido 28 millones de euros menos de los que le corresponden (143 de un total de 171 millones) y las listas de espera pueden llegar en algunos casos a los dos años. Anfac, asociación que representa a los fabricantes de coches, pidió la semana pasada que se mida la gestión de las autonomías.

Esta patronal, junto a Faconauto (concesionarios) y Ganvam (vendedores) llevaban años pidiendo medidas fiscales al Gobierno para incentivar la venta de coches eléctricos en España. Hasta ahora, la principal ventaja fiscal de estos automóviles (más allá del mencionado Moves III) es que no tienen que pagar el impuesto de matriculación, ya que esto depende de las emisiones del vehículo, por lo que el gravamen solo afecta a los coches de combustión. “Valoramos positivamente el anuncio del Gobierno porque permitirá abordar una de las principales dificultades para la expansión del vehículo eléctrico, como es que el comprador tenga la percepción de que es más asequible en su precio final. Esta medida puede ser un punto de inflexión”, ha celebrado Faconauto en un comunicado.

Por su parte, Ganvam ha considerado que la medida aprobada en el Consejo de Ministros es “un paso en la buena dirección”. “A falta de conocer los detalles concretos de la medida, Ganvam ha valorado que el Gobierno haya recogido la petición del sector de poner en marcha medidas fiscales que contribuyan a acercar la movilidad cero emisiones a los ciudadanos, en un momento en el que, si bien las ventas de vehículos eléctricos registran una tendencia positiva mes a mes, no alcanzan el volumen suficiente para cumplir el hito de cinco millones de vehículos eléctricos en 2030″, ha dicho Ganvam.

Según datos de los fabricantes, España cerró 2022 con una cuota de mercado del vehículo electrificado del 9,6%, menos de la mitad que la media de la Unión Europea, que fue del 21,6%. Si bien los países más adelantados son los del norte del continente (Noruega, pionero en incentivar el coche eléctrico con medidas como la quita del IVA, cerró 2022 con una cuota de mercado que rozó el 80%), países como Portugal también están consiguiendo acelerar por encima de la media europea con una cuota del 21,7% en 2022. Allí, el sector destaca que hay ayudas directas a la compra (en España, el Moves III tiene que declararse en la renta) y cuenta con una amplia red de recarga disponible.