Probamos el SsangYong Korando e-Motion eléctrico


SsangYong y en general las marcas coreanas son las que más han evolucionado en los últimos años. Han pasado de hacer coches baratos de calidad dudosa aunque bastante fiables a coches de calidad y buena factura, pero en el caso de SsangYong, el salto ha sido mayor, ya que venía de más atrás y ahora casi está a la altura de calidad de Kia o Hyundai, pero con precios ostensiblemente más económicos, lo que desde nuestro punto de visto es un mayor logro.

Hoy pasa por nuestras manos el SsangYong Korando e-Motion, el primer coche eléctrico de la compañía y no se trata de un electrodoméstico con ruedas, cómo algunas marcas nos tienen acostumbrados, sino que adelanta a muchos afamados fabricantes con más experiencia eléctrica en muchos puntos.

Por fuera se diferencia de su hermano de gasolina, porque la parrilla está carenada., los paragolpes delanteros tienen unas formas sinuosas y la carrocería adopta elementos en azul como en los retrovisores, el ‘difusor’ del paragolpes trasero, los laterales o incluso dentro de los faros.

De puertas adentro el azul también es protagonista con algunos detalles en este color, la palanca del cambio es específica, así como los displays del cuadro de instrumentos (12,3″) y del sistema de infoentretenimiento (8″). Por cierto, cuenta con Android Auto y Apple CarPlay con conexión mediante cable. Suman unos ajustes buenos y unos materiales, que a pesar de ser plásticos duros en su gran mayoría, tienen una buena apariencia y transmiten solidez. De lo que sí prescindiría es de tanto negro piano. Y de lo que no, como bien ha hecho SsangYong, es de los botones físicos, que cuenta con uno para cada función. Bien.

Como el SsangYong Korando e-Motion está desarrollado sobre el de combustión, la habitabilidad es muy buena, de lo mejor del segmento con unas amplias y cómodas plazas delanteras y una segunda fila dónde se viaja muy cómodo por el espacio tan grande que hay para las rodillas y la cabeza. También ocurre lo mismo con el maletero, que cúbica unos excelentes 551 litros.

El sistema de propulsión eléctrico es un motor de 190 CV (140 kW) que entrega un par motor máximo de 360 Nm. Con esas cifras y su peso de 1.840 kilogramos, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en unos muy rápidos 8,4 segundos y tiene una velocidad punta limitada a 156 km/h.

La batería es de 61,5 kWh. Puede recargarse con un cargador de 6,6 kW, con el que para estar totalmente llena necesita casi ocho horas, tiempo que se reduce hasta los 20 minutos si se realiza en uno de 100 kW (del 20 al 80%).

Por su parte, el consumo medio homologado es de 16,8 kWh, con lo que consigue una autonomía de 339 kilómetros, 474 si solo se circula en ciudad. En nuestro caso conseguimos rebajar esta cifra de consumo en ciclo mixto por debajo de 16 Kwh, eso si realizando una conducción suave y muy ecológica, llegando a una autonomía real de 360 kilómetros, sin duda uno de los eléctricos que más dan por menos precio.

En marcha es un coche cómodo y seguro, con una suspensión de tarado medio y un buen filtrado de las irregularidades, en zonas de curvas ofrece un comportamiento intachable, aunque no deportivo.

Dispone de cuatro modos de conducción: Sport, Confort, Eco y Eco+. Este último está pensado para una economía de consumo mayor, limitando la potencia y la velocidad a 90 km/h y se apaga el climatizador. En cambio, en el más deportivo, la respuesta es inmediata y parece que dispongamos de muchos más caballos.

Las levas del volante en lugar de cambiar de marcha sirven para elegir el nivel de retención y recuperación de energía del motor. Existen tres, y el más intenso permite que nos despreocupemos casi del freno.

Valoración Final

El precio del Korando eléctrico con acabado e-Motion, el de acceso, parte de 37.900 euros, cifra que puede bajar hasta los 27.900 euros si se aplican los descuentos y las ayudas de las administraciones. El equipamiento de serie incluye elementos tales como el climatizador automático bizona con bomba de calor, cuadro de instrumentos digital, acceso y arranque sin llave, cámara de marcha atrás, llantas de aleación de 17″, control de crucero adaptativo y asistente ante una salida involuntaria de carril, entre otros. Nadie ofrece tanto por tan poco y además ahora con calidad y comportamiento de buen nivel, si buscas un eléctrico de tamaño medio este SsangYong Korando e-Motion es una opción muy seria.