Prueba : BMW X3 20d Automático.


El X3 ha sido uno de los superventas del fabricante bávaro durante los últimos años, y el motor 2 litros turbo diesel ha sido su estrella, primero con 150 caballos y ahora con 177. Hoy probamos esta versión diesel acoplada al cambio automático opcional.

Prueba : BMW X3 20d Automático

El X3 ha sido uno de los superventas del fabricante bávaro durante los últimos años, y el motor 2 litros turbo diesel ha sido su estrella, primero con 150 caballos y ahora con 177. Hoy probamos esta versión diesel acoplada al cambio automático opcional.

Si algún vehiculo ha sido un fenómeno de ventas entre las marcas Premium este ha sido el X3, tanto que el resto de marcas (Audi, Mercedes y Volvo) han sacado un clon de este todo camino. Esta situación al principio apenas le afectó en cuanto a ventas, ya que el mercado estaba en crecimiento pero actualmente si que ha hecho mella comercialmente, especialmente porqué cada uno de los nuevos productos han aportado soluciones novedosas y han sabido mejorar al precursor del segmento que no es otro que este X3.

Básicamente el X3 es un todo comino, con claro enfoque asfáltico, de tamaño medio y con un maletero suficientemente grande. Su único problema es unas suspensiones duras que penalizan demasiado el confort de marcha.

Motor
Este propulsor de dos litros de cilindrada y 177 caballos, diesel alimentado por Rail común y con turbo de geometría variable ha sido desde su lanzamiento un referente por su excelente relación consumo-prestaciones. En el caso que nos ocupa hoy, asociado a un cambio automático con convertidor de par y seis marchas, el consumo no es tan destacado, más bien se dispara demasiado.

Durante nuestra prueba el consumo de combustible se situó en los 8,3 litros, muy alto, causado básicamente por un alto consumo en ciudad.

El funcionamiento del motor con este cambio es suave y permite una conducción deportiva o relajada.

La rumorosidad es contenida, sin ser un referente, cuando el motor está caliente apenas molesta.

Las prestaciones del vehiculo con este motor, el menos potente de la gama de gasóleo, se pueden considerar buenas, y seguramente satisfacerán a casi todo el mundo.

Comportamiento
Con unas suspensiones firmes el tacto del X3 es deportivo con buen asfalto. Si tenemos la intención de salir de lo negro o simplemente transitar por vias con el firme en mal estado, sufriremos una enormes sacudidas y rebotes.

Por ciudad se encuentra cómodo, además gracias a la ayuda del cambio automático, podremos realizar una conducción relajada.

En carretera es muy eficaz, permite mantener un elevado ritmo de conducción, con un paso por curva rápido y gracias a sus buenos frenos, podremos apurar las frenadas.

En Autopista es dónde veremos su vocación, es un gran viajero, con cruceros altos y bajo consumo de combustible.

Habitabilidad
El interior no es inmenso pero si suficientemente amplio para cinco ocupantes y su equipaje, no irán a sus anchas pero se puede viajar.

El cuadro de mandos es sencillo y bien distribuido, de fácil lectura e interactuación. Los materiales utilizados son de calidad y gozan de un excelente acabado.

Los asientos delanteros son cómodos, sus dimensiones son correctas, no sobra el espacio pero no hay de qué quejarse, es fácil encontrar la postura de conducción.

Detrás como hemos comentado da cabida a tres adultos, el acceso es justo ya que la puerta es pequeña y no se abre mucho.

El mullido de los asientos es tirando a duro.

El maletero con 480 litros tiene una buena capacidad, además el acceso mediante el portón es magnífico y el plano de carga está a buena altura.

Cucaboo a bordo
Como en cada prueba, testamos las posibilidades de instalar dos sillas de seguridad infantiles, con la colaboración de Bebe Aventurero y su marca Kiddy.

Delante montaremos una silla del grupo 0+ en situación inversa a la circulación. En el X3 esta operación es sencilla por su altura pero mejor no montar las estriberas, ya que más de un golpe en las espinillas nos llevaremos. El cinturón tiene buena longitud y es maleable.

Detrás montaremos una silla de las categorías 1,2,3. ya hemos comentado el problema de la puerta trasera, que no es ni ancha ni se abre completamente, complicando la introducción de la silla en el habitáculo, una vez allí la operación es sencilla.

El Maletero da para llevar un carrito grande y algo más de equipaje.

Calidad/precio
Si en su día era un vehiculo deseado ahora tiene un enemigo en casa (el X1) y muchos fuera y han hecho que se haya quedado atrás. No por este motivo es una mala compra, pero los 44.000 que piden por este modelo nos parecen un tanto elevados, suponemos que habrá suculentos descuentos.

Como producto y por calidad no hay queja, es un bmw con todas las letras.

  • BMW
  • X3
  • 20d
  • Diesel
  • Automático
  • SUV
  • 4×4
  • AWD
  • 4wd
  • Prueba
  • Test
  • Todo Camino