Suzuki Ignis 1.5 4WD.


Existen pocas opciones en el mercado para los usuarios que demanden un automóvil para ir al trabajo todos los días y que le permitan realizar pequeñas excursiones por el campo los fines de semana.

El Suzuki Ignis ofrece estas posibilidades con uno de los mejores precios del mercado.

Hermano clónico del Subaru Justy, el Ignis es uno de los pocos automóviles del mercado que permiten un uso intensivo en ciudad, por su pequeño tamaño, y ciertas posibilidades en el campo. Muchos lectores opinaréis: “Esto ya existe desde hace años”.

En cierto modo es cierto, ya que muchos recordaréis al antiguo Panda 4×4, un excelente ejemplo de coche urbano con posibilidades camperas.

Incluso los más veteranos, seguro que probaron las excelentes aptitudes en pista de los Citroën 2CV o del Renault 4. Es innegable que el planteamiento tiene cierta similitud, pero el Ignis va más allá que aquellas viejas glorias.

MOTOR POTENTE
Si tenemos en cuenta que el Ignis 1.120 kilogramos e incorpora un motor de 99 caballos, las prestaciones que ofrece son más que suficientes para moverlo con brío. Por lo que se pueden realizar con seguridad viajes en autovía o carreteras nacionales. El propulsor es un cuatro cilindros en línea tiene una cilindrada de 1.490 centímetros cúbicos con cuatro válvulas por cilindros en V y dos árboles de levas en cabeza, que curiosamente, van accionados por cadena. Además, el motor dispone del sistema de admisión variable de Suzuki: el VVT. El carácter del motor es el típico japonés, poco par motor a bajas vueltas y mucho temperamento en la zona roja del cuentavueltas.

Lógicamente, al ser un 4×4 con tracción permanente, los consumos no son tan comedidos como las versiones de tracción delantera. El motor 1.3 de 94 caballos que sólo se fabrica en 4×2 tiene un consumo medio de 6,5 litros a los 100 km, mientras que nuestro protagonista ofrece un consumo medio de 7,2 litros que pueden alcanzar en ciudad 9,8 litros a los 100 km. El 1.3 se conforma con 8,3 litros. Por lo que la versión 1.3 16v es una excelente opción para los usuarios que no necesiten una tracción permanente a los dos ejes. Lo que menos nos ha gustado de la mecánica es la caja de cambios. Los desarrollos están bien escogidos, con una relación final bastante corta -4,11- que le permite obtener unas buenas recuperaciones y mejor cualidades en las pistas forestales. El problema reside en el accionamiento del cambio, demasiado tosco e impreciso en el paso de quinta a cuarta velocidad, ya que curiosamente, algunas veces, requería varios intentos hasta conseguir insertar la marcha.

¡AL CAMPO!
Conducir en ciudad el Ignis en ciudad tiene una serie de ventajas. Su posición más elevada, tiene una altura de 1.60 metros mientras que un Renault Clio mide 1.42 metros, permite controlar mejor la situación del tráfico. Si a esto, le añadimos su mayor distancia al suelo, sortear obstáculos como bordillo o aceras se convierte en un juego de niños. Otra de sus virtudes es el tacto suave de la dirección, algo que se agradece a la hora de callejear por las calles más estrechas.

Ya en carretera, es necesario acostumbrarse a un comportamiento muy vivo. El eje trasero es una simple barra Panhard, por lo que los pasajeros traseros tienen asegurados los rebotes y las sacudidas en cuanto el firme está deteriorado. El uso de esta barra se debe a ofrecer un elemento rígido para cuando circule por las pistas forestales. Los conductores deseosos de sensaciones, estarán encantados por los bruscos movimientos del eje trasero cuando se realiza una conducción más decidida. Pero en el campo es donde más se disfrutan las cualidades del Ignis. Su corta batalla, de solo 2,36 metros, asegura diversión en estado puro. No esperes las prestaciones de un todoterreno puro y duro con caja de reductores y grandes alturas al suelo. El Ignis está diseñado para circular por pistas y sus aventuras campo a través se limitan a pequeños vadeos o zonas donde no sea necesario utilizar los bloqueos de diferencial. No obstante, seguro que a más de un conductor le sorprenderá hasta donde puede llegar este pequeño todocamino japonés.

INTERIOR AMPLIO
El habitáculo ofrece lo que esperábamos de un coche utilitario. Los acabados son correctos y ofrece de serie elementos tan importantes como el aire acondicionado –En Subaru Justy es una opción que cuesta 900 euros-. Sin duda, lo mejor es la configuración de la carrocería tipo monovolumen que permite una agradable sensación de espacio. Algo de lo que no pueden presumir coches como el Renault Clio o el Opel Corsa.

VALORACIÓN

Virtudes
Permite un uso como coche de ciudad y unas aptitudes en campo suficientes.
Su comportamiento resulta muy divertido tanto en asfalto como en tierra.

A pesar de su contenido tamaño ofrece mucha amplitud y capacidad de carga

Defectos
Volante duro en Maniobras en Parado
Los consumos resultan elevados para un automóvil de poco más de mil kilogramos y un motor de 1.5 litros.

FICHA TÉCNICA

MOTOR:
Tipo: Gasolina, 4 cilindros en linea.
Posición: Delantero transversal.
Cilindrada: 1.490 cc.
Alimentación: Inyección electrónica.
Potencia máxima: 99 CV a 5.900 rpm.
Potencia específica: 65,7 CV por Litro.
Par máximo: 133 Nm a 4.100 rpm.

TRANSMISIÓN:
Tracción: 4×4 permanente.
Cambio: Manual, de cinco relaciones.
Embrague: Monodisco en seco.
Caja de transferencia: No.

BASTIDOR:
Tipo: Monocasco autoportante
Suspensión delantera: Independiente tipo McPherson.
Suspensión trasera: Brazos tirados.
Dirección: Cremallera asistida.
Frenos: Discos ventilados/tambores. ABS con EBD.
Llantas: 15 pulgadas.
Neumáticos: 185/60 R15.

DIMENSIONES:
Largo x ancho x alto: 3770 x 1605 x 1565 mm.
Ancho de vías: Delantera: 1.420 mm. Trasera: 1.410 mm.
Peso: 960 kg.
Depósito: 39 litros.

PRESTACIONES:
Velocidad máxima: 165 km/h.
Acel. 0 a 100 km/h.: 11 segundos.
Consumo medio: 7,2 l a los 100 km.
Rel. peso/potencia: 9,7 kg por CV.

ADQUISICIÓN:
Precio: 13.990 euros.
Garantía: 3 años sin límite de kilometraje.
Fabricante: Suzuki.
Teléfono: 91 151 95 50
Internet: www.suzuki.es

EQUIPAMIENTO:
De serie: Equipamiento de serie: ABS con EBD, airbags de conductor y acompañante, cierre centralizado, elevalunas eléctricos, aire acondicionado, volante regulable en altura, llantas de aleación, retrovisores eléctricos, apertura remota del depósito de combustible, diferencial central bloqueable, pintura metalizada, radio CD.

 

  • Suzuki
  • Ignis
  • AWD
  • 4wd
  • 4×4
  • Prueba
  • Test